Exposición «El mar, como la vida. Donde rompen las olas»

Exposición  "El mar, como la vida. Donde rompen las olas"
by

Esta colección de Ángel J. Sánchez está compuesta por 28 fotografías que hablan del mar y, al mismo tiempo, de la vida. Es nuestra propuesta hasta el próximo día 28 de febrero de 2018.

Antes de la actual exposición hemos tenido la ocasión de disfrutar de “Los colores del país” y “El Alma varada”.

Arrow
Arrow
Slider

Breve introducción:

¿Alguna vez te ha hipnotizado el mar?…

¿Alguna vez has sentido el mar como la vida misma?…

Mareas bajas con un mar en calma, que encuentran su eco en nuestro interior, o vientos cargados de salitre que te azotan sobre los acantilados calándote por dentro.

Olas que llegan mansas a la superficie pulida de tu piel, acariciándola, mientras, a pocos metros, se rasgan en rocas afiladas por el mismo mar. La roca contra el mar, el mar contra el mar. Razón frente a emoción, emoción contra emoción.

Cada ola es diferente, no hay una ola igual. Cada ola dibuja su propia estela y tiene su propio e incierto destino, como los acontecimientos que marcan nuestra vida.

Unas te explotan en la cara, muchas pasan de largo o simplemente te salpican en la cara, como diciendo: «Estás aquí, donde rompen las olas».

¿Alguna vez habéis pensado que el mar es como la vida?… te va llevando…  Pero si de verdad quieres sentirla, hay que mojarse.

Estas fotografías tratan del mar, pero quizá alguno descubráis que también tratan de cada uno de nosotros… porque al final, lo importante no es lo que ves,.. sino lo que sientes.

Ángel J. Sánchez

ÁNGEL J. SÁNCHEZ

Licenciado en Ciencias Informáticas por la Universidad del País Vasco, su vida siempre ha estado ligado de una u otra manera a la fotografía.

Desde su trabajo como creativo en varias agencias de publicidad ha tenido la opor- tunidad de colaborar con grandes fotógrafos de moda y publicidad como Michael Wray, Michael Shelley, Paco Navarro, Toni Riera, etc. de los que ha ido alimentando su pasión.

Remontándose a su infancia, recuerda como jugaba a captar instantáneas con el simple hecho de fijar la imagen y cerrar rápidamente los ojos para retenerla un momento en la memoria aprovechando el efecto de la persistencia retiniana.

La fotografía es ante todo una válvula de escape a una creatividad prostituida, y una forma de comunicar lo que siente. Cambiar el foco del objetivo publicitario y las demandas  urgentes para salir a mirar de otra manera, a descubrir la belleza, lo que le emociona o lo que le agita.


Share

Recent Posts